• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

Entre todas la mataron y ella sola se morirá

​Prometí que en los artículos que escribiera en esta columna jamás hablaria de política pura y dura

Imagen: Entre todas la mataron y ella sola se morirá
Objetivo CLM - David García Huertas
Lunes, 13/04/2015 | Nacional | Portada, Opinión

Prometí que en los artículos que escribiera en esta columna jamás hablaría de política pura y dura. No es que no existe ésta en mis artículos, pero siempre intento camuflarla bajo indirectas y para que se lea entre líneas. Al igual que las matemáticas puras, resultará un texto profundo, de reflexión, un artículo que dará para pensar, razonar y cuestionarse en que estamos cometiendo errores, pero para un sector de los lectores quizás le resulte aburrido, difícil de leer e incluso ni les interese.

Hace casi cuarenta años nació lo que hoy denominamos Democracia, para bien o para mal, pocas personas se habían cuestionado si era el rumbo apropiado o si se necesitaba reformar  o como hoy tantos quieren destacar regenerar. La cuestión es que nadie podía o nadie quería cambiar el sistema, pocos eran los que afirmaban que se necesitaba dar un giro de tuerca para que fuese una democracia en mayúsculas.

Hace unos siete años los argumentos de demagogia, populistas, “no saben lo que dicen” no eran adjetivos para Podemos, sino para dos partidos que ya luchaban por la regeneración democrática. El primer partido era Izquierda Unida, presa fácil para todos esos políticos y afines de la derecha que se acechaban como lobos ante una presa débil. El segundo partido y más nuevo era UPyD, críticas a su fundadora, escasos argumentos, pero bueno es algo que hoy podemos ver que es lo abundante en un sector afín a que las cosas sigan tal cual.

Ambos partidos fueron creciendo poco a poco, parecía que el tablero de ajedrez donde se jugaba la partida política había cambiado, que ya no valía la política vieja. Pero claro eso tiene un impedimento y es las ansias de poder individuales y las ganas de hacerse con un nombre entre los nuevos políticos. Disputas que llevaron a crear el primer partido que comentaré, que fue PODEMOS, puedo compartir o no sus ideas, algunos aspectos parecen coherentes, otros sin embargo creo que son inalcanzables, pero si respecto a lo que defienden son coherentes y su principal idea es defender el bien colectivo, siempre tendrán mis respecto.

El segundo partido es CIUDADANOS, cuyo líder parece que leyó varias veces El príncipe  de Maquiavelo, no por nada, sino por su forma de actuar. Coherencia pedían, pactos, matrimonios de conveniencia, pero quizás no pensaron tanto en regenerar la democracia, sino más bien en llegar al parlamento, ser o parecer el adalid de esta regeneración.

Tertulias y más tertulias, tinta y más tinta hablando sobre el pacto de los dos partidos del centro. Son iguales, defienden lo mismo, decían los periodistas. Ignorancia más bien diría yo. Mientras el que empezó hace siete años defiende la unidad nacional, sin privilegios dependiendo donde se ha nacido. El fomento de la cultura, y algunas otras enmiendas en el congreso que no salían en los medios. Eso quizás sea lo menos decisivo. La denuncia a Bankia por las preferentes y el derroche en las tarjetas black llevado a cabo por UPyD, han dado como resultado que Bankia tenga que pagar ochocientos millones de euros. ¿Qué hizo c’s? Pues simple y llanamente ir de tertulia en tertulia, escribir en redes sociales, pero ninguna acción judicial. Yo más bien lo llamaría postureo político. Pero esa forma de actuar no se quedó ahí, mientras UPyD se querelló contra Artur Mas por su pregunta sobre la independencia, ¿Qué hizo C’s? Pues más de lo mismo, tertulias, redes sociales y nada más. ¡Y eso que nació como partido contra la independencia! Pero eso quizás no interesaba tanto en las tertulias, o mejor dicho, no interesaba a los que sostienen que se produzcan tertulias. Vamos los que ponen el dinero.

Siguen con el empeño que ambos partidos son iguales, y no sé si es que lo ignoran o quieren ignorarlo, pero mientras UPyD crece bajo unas siglas por todos lados iguales, con unos ideales iguales y no se admiten tránsfugas. C’s admite tránsfugas, véase el caso de Nacho Prendes en Asturias, pertenecía al primero pero negociaba ya con el segundo. C’s admite el régimen foral de Navarra y los demás privilegios de impuesto en las comunidades que existen. Pero eso parece que no interesa.

El señor que se presentaba por Andalucía, otra cosa tendrá pero inexperto no es, empezando por el partido popular, pasando por el regionalista de Andalucía, siguiendo por el partidos socialista y acabando en C’s. Lo peor es que no es caso aislado, la mujer que se presenta para la junta de Extremadura por C’s, paso por el partido popular, el regionalista de Extremadura y por el partido socialista y ahora se presenta por C’s. ¿Casualidad? Pero bueno todo eso no sale en ningún periódico o tertulia que son sostenidos por grandes capitales. Esperando estoy ver en la televisión o en algún medio la donación que han hecho a comedores sociales por parte de UPyD,  quizás no salga, pero por eso lo pongo yo aquí.

No seamos ignorantes, sepamos diferenciar, ni todo en un lado es bueno ni todo es malo en el otro, pero no queramos simplificarlo a todo o nada. Que hay que hacer pactos, por supuesto, pero no solo UPyD con C’s sino todos los  partidos con todos, pero por el bien de la sociedad. Pactos que se reflejen en políticas concretas donde se coincida, no en un pacto como un matrimonio de conveniencia para sentarse en un sillón calentito a cobrar un buen jornal y a decir palabras bonitas, simple y llanamente porque eso es política vieja.La democracia está enferma, está claro, se han llevado despilfarros que en los malos momentos han salido el abuso de poder de unos pocos en detrimento de unos muchos. Por eso se necesita coherencia. El partido socialista ha empezado un proceso de regeneración interna, se podrá estar de acuerdo o no pero lo está intentando. El partido popular a lo suyo. Izquierda Unida igual que el partido socialista quiere reciclarse y parece que no lo está entendiendo mucha gente. Los partidos nuevos, pues eso, son nuevos y ahora están en proceso de auge. Y aquel partido que hace siete años empezó con su mensaje de regeneración parece que quieren eliminarlo políticamente unos actores políticos a los que se les ha hecho daño. El debate no es si su fundadora debe estar fuera o no, por supuesto que UPyD no se entendería sin Rosa, pero quizás deba también entender que la candidata o candidato a la presidencia del gobierno debería ser otro, pero si eso sucede, la número dos, sin duda debería ser ella, el trabajo y el tesón y su gran forma de entender la política no debe de ser una mochila llena de piedras. Seguro que muchos dirán que no puede regenerar la política quien lleva casi 40 años en ella, argumento baladí e ignorante, no importa el tiempo en política, sino saber anticiparse a la situación como Rosa hizo.  Mucho tiempo en política y ni un escándalo de corrupción, yo prefiero eso a un señor que lleve diez años y ahora esté en la cárcel.

Si el día de votar no entendemos eso, la democracia no estará enferma, sino que morirá sola, y la habrán matado entre todos los partidos políticos que más que pensar en hacer buena política, buscan lucrarse bien de la política. 

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
By submitting this form, you accept the Akismet privacy policy.

■ Nuestros Blogs

Objetivo Tecnología
Cartas al Director
Contigo Unidos X el Empleo
 

■ Opinión