• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

Pareja imperfecta, pero rica

Lo que peor llevo en la vida es esa etapa del año en la que el tiempo es muy  variable, un día calor, otro frío, otro llueve y al siguiente calor

Imagen: Pareja imperfecta, pero rica
Objetivo CLM - David García Huertas
Lunes, 16/03/2015 | Nacional | Portada, Sociedad, Opinión

Lo que peor llevo en la vida es esa etapa del año en la que el tiempo es muy  variable, un día calor, otro frío, otro llueve y al siguiente calor. La solución un resfriado de caballo, tres días en la cama sudando y un sinfín de pastillas y sobrecillos para intentar curarlo. En mi caso la consecuencia directa es que tras el periodo de curación son dos días de constante insomnio. Son las cuatro de la mañana sigo sin pegar ojo y me levanto al servicio y a beber agua y me encuentro a mi hijo sentado en el sofá. Yo le pregunto qué es lo que hace sentado en el sofá a esas horas. Él con una cara de preocupación me pregunta ¿Papá que es la política? La verdad que preferiría que como chico de dieciocho años me hubiese preguntado algo sobre sexo, que me hubiera resultado más fácil explicárselo.

Resulta que me hago el valiente y hago café, total como no iba a dormir. Me siento en la mesa con él. Una charla rara entre padre e hijo pero quizás necesaria.

Empiezo diciéndole que si se acuerda de cuando fuimos al congreso de historia contemporánea en Cantabria, a lo que me responde entre risas que sí, que se acuerda. Pues le digo, la política es como mi matrimonio con tu madre desde aquel día. Se quedó bloqueado pero prosigo con la comparación.

Hijo, sabes que en aquel congreso tras la primera jornada, ¿Aquella que no dormí en la habitación y dormí en recepción porque en teoría no tenía llaves y no quería despertaros? Él responde afirmativamente y dice que lo recuerda. Pues mira al día siguiente yo le decía a tu madre que no había pasado nada con la recepcionista, pero ella insistía en que sí pasó. Era un juicio sin testigos, palabra contra palabra, hasta que en primer lugar la recepcionista decía que no había pasado nada, pero un testigo casual afirmaba que sí, que nos había visto desnudos. Al final reconocimos que sí que nos habíamos liado, que yo tenía llaves, pero que la tentación nos superó. L a continuación ya lo sabes también, petición de divorcio por parte de tu madre. Como bien sabrás el régimen de separación de bienes le impedía optar a una parte de mi fortuna, con lo que se quedaría ella con la casa, pero sin el dinero necesario para mantenerla y sin el tren de vida de lujo que llevamos, a lo que accedió a “perdonarme” y seguir casada conmigo  y fingir ser un matrimonio unido.

Yo veía que mi hijo se quedó con cara de no entender nada, a lo que concluí con un paralelismo. Mira Hugo,  la transición dio lugar al bipartidismo, representado en tu madre y en mí, siempre nos peleamos por cualquier motivo pero cuando hay que tomar una decisión importante para proteger nuestros propios intereses, cedemos y nos ponemos de acuerdo. Criticamos a los divorciados en público para fingir unión y lo que somos es ser unos hipócritas. He visto a divorciados que se llevan mejor que tu madre y yo, pero en esta sociedad es la apariencia lo que vale. Por eso en campaña los grandes partidos se lanzan golpes directos e indirectos contra el rival, se centran más en los partidos pequeños y emergentes, que en su rival directo, no es que sean ignorantes o estén mal asesorados, pero es que si se rompe el bipartidismo perderán ese nivel de vida que algunos llevan.

¡A! ya entiendo papá, ¿Entonces,  a los grandes partidos les pasa como a vosotros, que os gustan otras personas, a veces os sois infieles pero para mantener esta situación social que tenemos necesitáis estar juntos y no con otras parejas, no papá? Exacto hijo, a pesar de nuestras diferencias, problemas, infidelidades… al final todas las noches dormimos en la misma cama, aunque el roce brille por su ausencia.

Vale, gracias papá, ya sé a quién tengo que votar en las próximas elecciones. ¿A quién hijo? Pues exactamente no lo sé, leeré programas electorales e imagino que a un divorciado, que no llevará un ritmo de vida como nosotros pero será coherente con su programa electoral.

¡¡Vamos a un partido minoritario o uno emergente!!

¡Claro! No voy a votar a uno del matrimonio que nos ha llevado hasta esta situación, de aparentar lo que no se es y que piensan más en sus intereses que en los intereses de sus votantes.

Sin palabras me voy a trabajar, y por primera vez me voy contento, sé que tanto yo como mi mujer somos unos hipócritas, pero mi hijo parece ser un chico coherente con lo que dice y con su forma de actuar, sin importarle lo que piensen los demás sobre él. Sólo por eso se que es diferente a una gran parte de esta sociedad conformista.

 

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
By submitting this form, you accept the Akismet privacy policy.

■ Nuestros Blogs

Objetivo Tecnología
Cartas al Director
Contigo Unidos X el Empleo
 

■ Opinión