• La Pluma del Oasis
    Imagen de laplumadeloasis
    David García
    Historiador y Bloguero

15 de febrero día de los enamorados

Si actualmente en una conversación cualquiera decimos que la humanidad es ignorante y que no tiene conciencia, serían muchos los argumentos que se nos volverían en nuestra contra

imagen de 15 de febrero día de los enamorados
Objetivo CLM - David García Huertas
Lunes, 16/02/2015 | Nacional | Portada, Opinión

Si actualmente en una conversación cualquiera decimos que la humanidad es ignorante y que no tiene conciencia, serían muchos los argumentos que se nos volverían en nuestra contra. Pero quizás sea exagerado afirmar eso  o quizás no tanto, quizás lo más apropiado sería decir que las personas no dejamos de actuar como buen rebaño que sólo mira por sus intereses más mundanos y banales, o simplemente sea la ostentación y el dinero lo que al fin y al cabo mueve los intereses del ser humano.

     

Dicen los grandes literarios y grandes escritores de alfombra roja que generalizar es sinónimo de argumento vulgar, algo que puede ser cierto o más bien es que usando ese pretexto contenta a esos grandes señores que son los que se dedican a inculcar valores en la sociedad de más que dudosa reputación, pero a los que tantos favores les deben pro darle un puesto en la sociedad putrefacta de hoy en día.

     

Llegado este momento algunos habrán dejado de leer este artículo, otros simplemente lo leerán pero no se pararán a pensar cinco minutos en estas líneas. No es una cuestión de juzgar a nadie,  para mí con que sólo una persona tomara conciencia de estas letras impregnadas de sentimientos me daré por satisfecho.

    

Llevamos unas semanas donde los diferentes medios televisivos y radiofónicos nos llevan anunciando a bombo y platillo el día de San Valentín. No es que critique que dicho día, pero no nos quedemos sólo ahí, la ciudadanía en su conciencia y su crítica social debe ir más allá de un día marcado en el calendario por las grandes cadenas de ventas.

     

Vemos diferentes programas televisivos y radiofónicos impregnados y abarrotados de cupidos y charlas sobre lo bonito que es el amor en pareja, a todo esto sumándose los diferentes anuncios promocionando veladas románticas, regalos, excursiones…. Alimentando ese insaciable apetito llamado consumismo. No quiero que nadie lea estas  breves líneas como un resentido con el amor, algo que no es así, lo que me atormenta y martiriza es que todos hacen referencia al día de los enamorados como el 14 de febrero, pero el 15 de febrero también es el día de los enamorados. Muchos pensaréis que me estoy equivocando y seguiréis leyendo entre la extrañeza de dicha afirmación y la rareza de ella, pero es cierto. El 15 de febrero es el día de la lucha de los niños contra el cáncer, es un amor diferente, un amor que no consume cenas, ni excursiones, ni compra flores o perfumes…., es un amor cuyo regalo es vivir, de cuyo regalo las grandes entidades no sacan beneficios, de ahí su obviedad en los medios.

     

Cuando observo las tertulias y el espacio dedicado a esta lucha para que la gente tome conciencia me doy cuenta que se le dedica nada de tiempo a la concienciación de la existencia de un problema que cada vez incumbe a más personas. Se puede ver como se llenan restaurantes pomposamente de flores y menús para el día catorce y mi pregunta es ¿Dónde está la publicidad y el recordatorio de esos niños que junto con sus padres comerán y cenarán en un hospital con la única esperanza de que la vida le regale otra oportunidad? La respuesta es muy sencilla, solo a cuatro locos (me incluyo en ellos), a esos superhéroes que desde bien pequeños aprenden a luchar y a sus progenitores, nos interesa, el reconocimiento del día quince de febrero. Pero no por nada en especial, sino porque tanto al gobierno de turno y a las grandes multinacionales sólo les interesa distraer las miserias sociales con pomposas celebraciones mundanas y carentes de sentido.

     

Por eso dedico esta semana mi columna al reconocimiento no sólo  a los niños que sufren dicha enfermedad, sino también a sus familiares que en el día  a día de la enfermedad, mal-viven, mal-comen y mal-duermen, por la angustia que dicha enfermedad conlleva a un entorno familiar.

      

Llegados hasta aquí no es que sea una crítica para aquellos que celebran el catorce de febrero, ya que en sus derecho están, la crítica es para esas mentes que se consideran importantes y que obvian en el mundo periodístico, que existen unos luchadores, cuya batalla no se libra en un RIN, sino que se libra en un quirófano y que cuya lucha no es reconocida en el panorama morboso de las grandes cadenas de comunicación. Por eso hoy sólo regalaré una semilla de esperanza, una flor de lucha y un ramo de vida para cada uno de esos niños que día a día libran su batalla más importante.

      

Sin más dilación sólo puedo pedir disculpar por no aportar nada más en una lucha tan importante, cuyo quince de febrero será simplemente un domingo cualquiera. No solo pido disculpas, sino que regaño, voceo y excomulgo socialmente a esos grandes periodistas, periódicos, medios de comunicación que no dedicarán ni una columna o un breve espacio de una hora dedicado a la situación descrita, para que la sociedad tome conciencia de ella.  Y por supuesto reconocer los méritos y agradecer todo a esos héroes como son los padres, las madres, los abuelos, las abuelas… y sobre todo a los diferentes equipos médicos, que tanto se implican y tanto esfuerzo llevan a cabo para salvar a tantos niños, cuyos destinos está muchas veces al devenir de la suerte y del azar.

Te puede interesar

Agregar comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <strong>
  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Queremos saber si es un visitante humano y prevenir envíos de spam
By submitting this form, you accept the Akismet privacy policy.

■ Nuestros Blogs

Objetivo Tecnología
Cartas al Director
Contigo Unidos X el Empleo
 

■ Opinión